2020

Transformando mi mundo
Mateo 5:​13-16 | Hechos 17:16

2020

Transformando mi mundo

Mientras Cristo, el Dios del universo encarnado, estuvo en la tierra, fue luz aquí; en el tiempo de su partida Él nos designo a nosotros para continuar siendo luz a las naciones, a toda tribu, pueblo, lengua y nación. Jesús dijo que nos convenia que se fuera para enviar al Consolador, quien nos guía a toda verdad, convence a un mundo de pecado, y nos capacita para testificar de Aquel que nos salvó.

Mientras estamos aquí, ser luz es nuestra responsabilidad. ¿No te parece increíble?

13 Ustedes son la sal de la tierra. Pero ¿para qué sirve la sal si ha perdido su sabor? ¿Pueden lograr que vuelva a ser salada? La descartarán y la pisotearán como algo que no tiene ningún valor. 14 Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. 15 Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. 16 De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.

Mateo 5:​13-16 NTV

El Evangelio de Cristo trastorna el mundo en general; el pequeño mundo que está en el interior de cada hombre es trastornado cuando ese hombre se convierte en un creyente en el Evangelio de Cristo.
I. El Evangelio de Cristo Trastorna el mundo EN LO TOCANTE A LA POSICIÓN OCUPADA POR DIFERENTES CLASES DE HOMBRES.
II. Debemos demostrar QUE LO QUE ES VÁLIDO PARA EL MUNDO, ES VÁLIDO PARA EL CORAZÓN.

16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, se indignó profundamente al ver la gran cantidad de ídolos que había por toda la ciudad.

Hechos 17:16 NTV

Compartiendo la VISIÓN de la Misión Centroamericana y el PLAN QUINQUENAL 2016-2020
PESCA

Proclamación
Enseñanza
Servicio
Comunión
Adoración

 

Participa con Iglesia Genezareth

Cerrar menú